Buscar entrada

Hallan bacterias en cueva de Tabasco; ayudarán a biorremediación de suelos

.
México.- La Cueva de Villaluz tiene alta concentración de ácidos y azufre que la hacen tóxica para el ser humano. Ahí se descubrieron, hasta ahora, siete comunidades de bacterias extremófilas, entre ellas las Proteobacterias, señala Rodolfo Gómez Cruz.
Existen sólo cuatro cuevas en todo el planeta Tierra donde se han encontrado microorganismos que sobreviven en altas concentraciones de azufre y lo transforman en ácido sulfúrico. Dos de las cuevas están en Estados Unidos, una en Rumania y una de ellas está en México, dentro de la Reserva de Villa Luz, en Tacotalpa, Tabasco.

Después de seis años de investigar ese lugar, un grupo mexicano encabezado por el doctor en Biotecnología Ambiental, Rodolfo Gómez Cruz, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), identificó bacterias que podrían sobrevivir fuera de este planeta, pero que también pueden ser útiles para limpiar suelos contaminados con azufre y metales.

Además de la importancia científica que representa este hallazgo, también se abre una pregunta de interés legal y socioeconómico: ¿Hay alguna forma de proteger legalmente la riqueza biológica de los pueblos para que no sea extraída por otras entidades y después se les devuelva en forma de productos o servicios por los cuales hay que pagar?

“Este es un tema nuevo, del que no se ha hablado lo suficiente porque no se valora lo que no se puede ver. Sin embargo, es importante que México sepa que es un país con una gran riqueza de microorganismos que en futuro tendrán diferentes usos. Por ejemplo, en el estado de Tabasco hay por lo menos cinco lugares con una gran riqueza de biología microscópica o microbiota y es una pena pensar que las comunidades campesinas e indígenas que habitan en esos municipios no recibirán ningún beneficio, a pesar de que son los custodios de los ecosistemas donde viven estos organismos”, indicó el científico de la UJAT, en entrevista exclusiva con Crónica.

CUEVA DE AZUFRE
Rodolfo Gómez Cruz nació en la comunidad de Jalapa, Tabasco, 42 kilómetros al sur de Villahermosa. De niño nunca se imaginó que se dedicaría a la investigación científica, pero sí recuerda que podía pasar mucho tiempo observando fenómenos de la naturaleza que le llamaban la atención, por ejemplo, pasaba mucho tiempo observando y entendiendo a las hormigas: cómo caminaban, a dónde iban, cómo cargaban y cómo se organizaban. Al llegar a la juventud se fue a vivir a la capital del estado para estudiar Ingeniería Bioquímica en el Instituto Tecnológico de Villahermosa, y posteriormente realizaría estudios de posgrado en Córdoba, España, y en Montpellier, Francia.

Parte de sus estudios de posgrado se enfocaron en aprender interacciones de microorganismos, como las reacciones enzimáticas. Así comenzó a dominar tecnología de punta e identificar formas de vida resistentes a las condiciones más inhóspitas que existen en el planeta, como los acidófilos de la cueva del municipio de Tacotalpa.

“Su nombre oficial es Cueva de Villaluz y son tan especiales es porque tienen altas concentraciones de azufre. Es importante explicar que están muy cerca del volcán Chichonal y, aunque todavía no se ha comprobado científicamente, se cree que esa proximidad permite que haya una conexión subterránea con el volcán y eso permite que el ambiente que tienen la cueva sea muy inusual porque hay mucha producción de ácido sulfúrico que no soportan las formas normales de vida”, explicó en entrevista.

“En 1999 un grupo de investigadores encabezado por los doctores Hose y Pisarowicz visitó la cueva e identificó que, a pesar de los alto niveles de azufre podía existir un ecosistema microscópico en esa cueva por dos indicadores: 1) En las pareces había colores sorprendentes y formas interesantes que son llamadas Bio-vermiculitas, y 2) También hallaron en las pareces texturas en forma de mucosas o mocotitas, que tambén hacían suponer la presencia de vida. Estos hallazgos fueron reportados y en años recientes han generado estudios de instituciones como la Universidad y el Tecnológico de Nuevo México, la NASA y National Geographic. En esas exploraciones nosotros hemos estado presentes, por parte de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco”, añadió.

En los diferentes ingresos a las 13 cámaras de la cueva ha sido necesario contar con equipo especial como máscaras y filtros pues la alta concentración de ácidos y azufre lo hacen tóxico para la mayoría de las formas de vida. Así han realizado tomas de muestras y encontrado, hasta ahora, siete comunidades de bacterias extremófilas, entre ellas las Proteobacterias, que tienen posibilidad de sobrevivir fuera de la Tierra.

El trabajo del doctor Gómez Cruz se puede comparar que la labor que hacían hace siglos los taxónomos y naturalistas que recorrían el planeta identificando nuevas formas de vida y observando detalles que permitían distinguir a una especie de otra. La diferencia es que él busca estas diferencias entre especies, pero en detalles que no se miran y sólo se pueden hallar a nivel molecular.

“Realmente nuestro trabajo para identificar nuevas especies ha sido metagenómico. Lo que hacemos es secuenciación masiva y de esa manera, aplicando otras técnicas, que se llaman técnicas de bioinformática, podemos reconocer nuevos organismos de una manera segura. Con las nuevas técnicas moleculares y bioinformáticas se hace todo en menor tiempo”.

El científico mexicano subraya que aunque lo más espectacular puede ser decir que encontraron bacterias que podrían sobrevivir fuera de este planeta, lo que es más útil es haber encontrado organismos que pueden degradas compuestos altamente ácidos, lo que podría servir para limpiar terrenos impactados por azufre o metales pesados.

“También es importante otra reflexión asociada a estos hallazgos: en México hay muchos científicos muy entusiastas que buscan soluciones y muchas veces no se les apoya financieramente porque no entienden ni valoran lo novedoso que es su campo y las soluciones que puede traer. Es importante pensar en apoyar campos de investigación de vanguardia, donde estamos llegando primero, y también es importante reflexionar sobre el marco de propiedad legal de la riqueza biológica porque, si no lo hacemos, resultará que las comunidades y países que tienen esa riqueza no recibirán beneficios y seguirán siendo pobres”, subrayó.

Fuente: Crónica 

Precio de los Metales



[Most Recent Quotes from www.kitco.com] [Most Recent Quotes from www.kitco.com][Most Recent Quotes from www.kitco.com]

Eventos 2016

VIDEO

Una Mina de Oro Moderna

La minería de oro profesional del siglo XXI representa una industria moderna a gran escala que utiliza tecnologías avanzadas, seguras y limpias. Esta es la historia de cómo se produce uno de los metales más importantes del mundo. (Video generado por World Gold Council).

Posted by Red Ingeniería de Minas on Sábado, 31 de enero de 2015